El estrés representa en tu día a día un problema que te impide dar el mejor rendimiento en tu trabajo, en tus relaciones personales y en tu vida. Los factores que desencadenan dicho estrés pueden ser muy variados como, por ejemplo, circunstancias de mucho esfuerzo mental, situaciones en las cuales recibas mucha tensión, frustración, presión social, enfermedades, entre otras muchas causas. El lado positivo es que en la actualidad existen herramientas que te ayudaran a desestresarte y relajarte con mayor facilidad como juegos, llaveros, kit y hasta almohadas antiestrés.

El descanso y el estrés

No descansar lo suficiente, tener sueños interrumpidos o sufrir de insomnio se relacionan directamente con el estrés debido a que cuando estás expuesto a altos niveles de estrés, una de las formas en que tu organismo somatiza la exigencia y la presión es perturbando el descanso.

Dormir y descansar es fundamental para tu cuerpo porque en ese tiempo tu cerebro organiza información y recarga energías, esa es la razón por la cual, si tu sueño se ve interrumpido, te sientes cansado y de mal estado de ánimo. Para evitar que el estrés influya en tus horas de descanso debes crear el mejor entorno posible, en el que mientras duermas te relajes, para eso puedes usar almohadas relajantes que cumplan con las siguientes características:

  • Te provoquen una sensación de comodidad y confort
  • Calidad del material, que estén confeccionadas con fibras huecas siliconadas
  • Que no generen electricidad estática
  • Tengan garantía, por lo general estas almohadas tienen una garantía que varía de 5 a 10 años
  • Que sean de fácil mantenimiento, es decir, que pueda lavarse fácilmente en lavadora sin estropearse

Algunas otras almohadas están fabricadas con tejido de aloe vera con hilos de plata, otras no se hunden al posar la cabeza.

Tres beneficios de las almohadas quita estrés

Utilizar las almohadas antiestres te traerá beneficios a largo plazo, ya que le estarás dando a tu cuerpo el descanso apropiado que necesita para que tu estés lleno de energía y motivado a emprender un nuevo día. Los beneficios más resaltantes que notarás al tener un mejor descanso son:

Mejora el aprendizaje y la memoria

El sueño está conformado por dos fases denominadas sueño lento o NO REM y sueño rápido o REM (REM se refiere por sus siglas en ingles a “Rapid Eye Movements”, movimiento rápido del ojo). Durante la fase del sueño REM las conexiones neuronales de tu cerebro se fortalecen, restaurando tu memoria desde el hipocampo, transformando tus recuerdos almacenados de corto plazo a de largo plazo, es decir, descansar correctamente en esta fase garantiza que proceses mejor la información de tu entorno, lo que ayuda a fijar en tu memoria la información aprendida en el día.

Combate enfermedades

Según estudios está comprobado que descansar lo necesario ayuda a tu cuerpo a prevenir y a disminuir la probabilidad de sufrir de enfermedades cardiovasculares y de sobrepeso, ya que, las personas que no descansan lo suficiente son más propensas a padecer de insuficiencia cardiaca, tensión arterial y frecuencia cardiaca altas, además, las personas que tienen insomnio se les relaciona con tener un colesterol alto. Por eso es importante que uses métodos para desestresarte antes de acostarte como, por ejemplo, la almohada antiestres. Así minimizarás las posibilidades de sufrir de estas afecciones y te aseguras un descanso placentero durante toda la noche.

Previene la depresión

Cuando estás descasando tu cuerpo se relaja, disminuyendo tus niveles de estrés y produciendo serotonina, que es la hormona que regula y equilibra tus estados de ánimo, funcionado como un neurotramisor que contrarresta directamente los efectos del estrés como la depresión y ayudándote a estar emocionalmente más estable y feliz.

Comentarios de Facebook
Cerrar menú