Cuando tienes una situación que sobrepasa tus esfuerzos normales para enfrentarla o te agota emocionalmente, tu cuerpo entra en un estado de alerta mejor conocido como estrés, esta reacción es un mecanismo que usa tu organismo para ayudarte a desenvolverte en los momentos de mucha presión. Sin embargo, cuando sientes estrés durante mucho tiempo, esta respuesta comienza a traer consecuencias negativas a tu salud, como problemas del sueño, alimentación, ansiedad, entre otros.

Causas del estrés

Las razones que provocan estrés pueden ser muchas, ya que, es el resultado de situaciones que son fatigantes por cualquier estimulo externo o interno, las cuales favorecen la desestabilización del equilibrio mental o físico de tu organismo.

Gracias a estudios que se han realizado se conoce que existen algunos factores desencadenantes del estrés, que proporcionan una idea de cómo clasificar cuáles son las posibles causas de este estado de alerta. Los factores son:

  • Entornos que agotan al cerebro por el esfuerzo
  • No lograr los objetivos planeados
  • Estímulos ambientales como ruidos o imagines
  • Percepciones de amenaza o desafío
  • Adicciones o enfermedades
  • Aislamiento social
  • Bloqueos en tus intereses
  • Presión grupal
  • Frustración
  • Relaciones personales complicadas

Estos factores desencadenantes se traducen en ciertas situaciones de la vida cotidiana por las que puedes estar pasando en este momento. Algunas de ellas son:

  • Estar siendo intimado, acosado, expuesto a violencia o daño físico.
  • Relaciones con familiares o amigos que ocasionen constantes conflictos o el fallecimiento de un ser querido.
  • Problemas en el sitio de trabajo que no puedas resolver.
  • Inconvenientes continuos en tu institución de estudios, por problemas de aprendizaje o trastornos de falta de atención.
  • No tener el tiempo necesario para realizar tus actividades diarias lo que impide relajarte y descansar adecuadamente.

En los casos más extremos el estrés desemboca en problemas graves de ansiedad, que ocasionan crisis severas, que deben ser tratadas con profesionales para superarlas.

Razones para usar cojines antiestres

Si deseas disminuir tus niveles de estrés debes tomar en consideración realizar un cambio en tus rutinas diarias. Uno de esos cambios fundamentales que necesitar hacer es buscar tiempo para descansar adecuadamente. coji.

Los cojines antiestres o también conocidos como cojines de bolita son la alternativa perfecta para aliviar tus niveles de estrés, porque están confeccionadas específicamente para que sean confortables, que se adaptan perfectamente a cualquier postura que elijas, dándote una sensación de bienestar única. Vienen en muchas formas y tamaños, promocionándote los mejores beneficios para combatir el estrés, ellos mejoran tu descanso y son relajantes, ayudándote a prevenir problemas asociados como lo son la depresión, insomnio y los dolores musculares.

Comentarios de Facebook
Cerrar menú